Pioneros se está convirtiendo en un referente de la educación en La Rioja

Entrevistas

Pioneros se está convirtiendo en un referente de la educación en La Rioja

María Jesús González es ahora miembro del patronato, pero desde hace mucho más tiempo está vinculada a Pioneros, siempre de forma voluntaria. Se puede decir que es una de esas personas clave para la conocer su historia. En esta entrevista nos cuenta su relación en el pasado y el presente con Pioneros y como ha visto ella su transformación y sus retos de futuro.

¿Cómo comienza tu relación Pioneros? 

A comienzos de los años 80, Pilar Calvo, que entonces estaba como educadora en el barrio de San Antonio, me habló de Pioneros. Me invitó a participar en el campamento de verano. Desde entonces, con mayor o menor intensidad he seguido vinculada a Pioneros.

 

¿Qué trabajo desarrollaste y desarrollas en Pioneros? 

A partir de 1989, cuando volví definitivamente a Logroño, colaboré en las actividades de calle en el barrio de San Antonio, con los educadores Pilar Calvo y Javier Navarro. Éramos voluntarios que dedicábamos dos tardes a la semana para estar con los chavales. En la sede de la calle Sagasta nos juntábamos otra tarde más con el resto de profesionales y de voluntarios de los diferentes barrios para valorar la semana y programar la siguiente. Visto con la perspectiva del tiempo, con un punto de objetividad y otro de nostalgia, creo que tanto los profesionales como los voluntarios estábamos llenos de entusiasmo por la tarea que desarrollaba cada uno, con la ilusión de transformar la realidad social y personal de los chavales, y de transmitir a la sociedad riojana la importancia de la educación, especialmente para aquellos que tienen menos recursos.

Más adelante la trabajadora social Chus Escalona organizó un grupo de mujeres en el que participaban las madres de los chavales con los que habíamos colaborado. En ese grupo colaborábamos tanto yo como Ana Hurtado, que era voluntaria del Casco Antiguo.

Posteriormente cuando Ana Hurtado fue nombrada presidenta de Pioneros, yo formé parte de su junta directiva. Actualmente soy la secretaria del patronato que preside Aurora Pérez Bañares.

 

¿Qué ha significado para ti tu paso por Pioneros, tanto en lo profesional como en lo personal?

Pioneros es parte de mi vida, una vida muy valiosa. Me ha dado la oportunidad de colaborar en un proyecto que entonces y ahora es muy válido. Me ha permitido conocer los auténticos profesionales de la educación que se han volcado para sacar adelante este proyecto, sabiendo siempre que lo más importante han sido y son los chavales.

¿Cuál es la diferencia de Pioneros en los primeros tiempos a la actualidad? 

He tenido la oportunidad a lo largo de los años de observar la transformación de Pioneros. Pioneros ha evolucionado de la idea genial de un visionario, de una persona muy especial que era Julián Rezola a, paso a paso, una progresiva profesionalización de los trabajadores de la entidad. Después de Julián, la llegada de Pedro Vallés, yo creo que fue fundamental para asentar, organizar y profesionalizar este proyecto que después continuó Javier Navarro.

También ha cambiado en cuanto a su organización: al principio Pioneros se definía como movimiento, después pasó a asociación y, actualmente, es una fundación que desde el comienzo tiene una presidencia y unos miembros que no están vinculados profesionalmente con la entidad. Todos estos pasos estimo que aseguran una mayor transparencia de la gestión, especialmente en el aspecto económico.

 

¿Qué piensas que ha aportado y aporta Pioneros a la sociedad?

Pioneros ha aportado y aporta una visión diferente de la educación. Está siempre abierto a las nuevas tendencias educativas, buscando respuestas allí donde la escuela oficial no llega. Aporta, por tanto, la preocupación por los chavales para los que el sistema actual no es válido, haciendo llegar a la sociedad la importancia de trabajar en esta área.

 

¿Qué retos debe afrontar Pioneros?

Desde el punto de vista de los profesionales, están en el camino de constituirse como uno de los referentes de la educación en La Rioja. Se está en el buen camino: la publicación semanal de la página de educación en el periódico local, las tertulias radiofónicas, o la participación en diversos foros de educación, lugares donde podemos expresar nuestro pensamiento.

La publicación del proyecto educativo de Pioneros, que surge no de la bibliografía sino de la experiencia de los profesionales que aquí han trabajado y trabajan.

Y, desde mi posición en el Patronato el reto más difícil es ir invirtiendo la tendencia y conseguir (sí, me atrevo a decirlo en tiempos de crisis) medios de autofinanciación que procuren una mayor estabilidad a la tarea que se desarrolla y por qué no decirlo, una mayor independencia de los poderes políticos.